Desplazamientos reflexiona sobre la relación que como ciudadanos entablamos con la naturaleza y como la alteramos para convertirla en elemento de representación.
Si encontrarse un tresillo en un bosque nos parece un elemento extraño, un elemento que se encuentra desplazado, descontextualizado, , ¿ por qué la representación de la naturaleza en nuestros hogares no nos sorprende? ¿Por qué no pensamos que se encuentra tambien descontextualizada?
Es frecuente decorar nuestros hogares con representaciones de la naturaleza (pinturas de paisajes, tazas con flores,…) , ¿acaso no responde al deseo de introducir lo salvaje, lo abierto, lo exótico, la potencial aventura, en el lugar seguro y delimitado del hogar, de lo doméstico?